Noventa libros anteriores a 1900 se han extraviado, perdido, o despistado de la Biblioteca del Ministerio de Asuntos Exteriores según informa ABC en su edición digital del 10-10-07. Según las fuentes de este periódico el ejemplar desaparecido de más valor estaría formado por “un libro con valiosas cartas náuticas, tal vez asociado al llamado fondo Godoy”, por lo que, pese a todo, no estamos ante la misma barbaridad de arrancar mapas de un incunable.

Los libros se dan por “perdidos”, pero no robados. Una de las posibles explicaciones es que fueran prestados a “altos cargos” sin control. Esta “práctica de tomar prestados libros de bibliotecas de instituciones sin los deseables controles fue muy extendida en la época de Franco” dice ABC… A mí me consta que esta práctica sigue vigente en algunas bibliotecas departamentales de universidades españolas.

Anuncios