En el Ciclo “El autor y su obra” que se ha desarrollado esta semana en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Luis Mateo Díez ha dejado caer estas perlas que me vienen muy bien para apoyar la entrada de hace unos días titulada: “Juan Eslava Galán y los superventas“. Luis Mateo Díez dixit:

* “…corren tiempos en que escriben las novelas escritores que no son escritores para lectores que no son lectores”, en alusión a los novelistas que buscan “un lector no exigente con la justificación del puro entretenimiento” (léase más en la noticia del agencia EFE).

* “Un escritor leído no lee el ‘Código Da Vinci’ porque no tiene ningún tipo de valor literario ni ningún tipo de convicción seria” (léase más en el blog del Gabinete de Comunicación del UIMP-Santander).

* “Los lectores de El Código Da Vinci son los lectores que no leen” (léase la noticia a cargo de Ana Mª Nimo en El Mundo).

Concluyo que me quedé corto en mis comentarios. Y es que no hay forma más clara, explícita y contundente que afirmar que estamos ante obras para “lectores que no leen”. Y aunque Mateo Díez pone a los editores como “mercaderes”, no crítica a los bestsellers en sí, pues defiende El nombre de la rosa, sino que lo que denuncia es a los escritores, lectores y editores que se conforman con obras “ínfimas”, “degradantes”, “triviales”…

Foto: Agencia EFE.

Anuncios