Iniciar la andadura de una editorial en tiempos de desoladora crisis económica es toda una osadía propia de editores quijotescos. No obstante hay razones para celebrar tal temeridad cuando viene apadrinada y dirigida por alguien como Antonio Rivero Taravillo y lanza títulos de Julio Manuel de la Rosa, José María Conget o José Manuel Benítez Ariza.

ParéntesisTres colecciones conforman la nueva editorial Paréntesis:

– “Colección Orfeo” (Recuperando valores agotados): Recupera obras clásicas como Todas las mujeres de José María Conget, La sangre y el eco de Julio Manuel de la Rosa, y Cuchulain de Muirthemne de la irlandesa Lady Gregory (con traducción de María Luisa Balseiro).

– “Colección Umbral”: “Descubriendo nuevos valores…: Vacaciones de invierno de José Manuel Benítez Ariza y Plaza del Cabildo de Emilio Durán.

– “Colección De facto“: “Títulos de no ficción y temas de actualidad social, política o económica”, con un título más comercial como Javier Villanueva. La verdadera historia.

En general, hay una apuesta fuerte por la buena literatura, por los clásicos modernos y la reedición de clásicos redivivos. Prometen unos ¡cincuenta títulos! este año, de los cuales la mayoría serían rescates de la “Colección Orfeo”.

A esta estrategia, conservadora pero variada al mismo tiempo, hay que añadirle la adaptación a las nuevas tecnologías, de manera que todos las obras podrán adquirirse tanto en papel (en las librerías o por la web) como por e-book. Si bien el precio de la edición impresa es bastante asequible (en torno a los trece euros), no lo es tanto el precio del e-book (algo más de nueve euros) teniendo en cuenta el abaratamiento de costos que supone el libro electrónico. Además el único formato disponible es el pdf (para Acrobat Reader 6 / 7), y aunque es el más extendido, no estaría de más ofrecer otros formatos para lectores de e-book.

Esta complementariedad con la red también va a traer la posibilidad de interactuar con los autores y otros lectores según se desprende de algunas opciones de la web aún por desarrollar (“blog”, “comentar sobre el libro”, “boletín”, “zona multimedia”). Y es que las editoriales, si quieren tener futuro, y al margen de un buen trabajo editorial, tienen que entrar de cabeza en la red.

Web de Paréntesis.

Anuncios